El nivel de la educación en España

Tengo dos hijos; uno de 8 años y otro de 5, ámbos estudiando en un colegio religioso concertado, y estoy MUY preocupado por su educación. Debo decir que el colegio al que asisten tiene un método poco común,  llamado Ramain, en el que se potencia más la capacidad de razonamiento, de deducción, de análisis que simplemente la memorización. Y de momento estamos contentos con dicho sistema.

Por todos es sabido que en España el nivel de conocimientos, llamado nivel de educación, no es demasiado elevado, por no utilizar otro calificativo. Estoy convencido que ello no es culpa de los docentes, sino más bién de las materias que se imparten y, sobre todo, de cómo se imparten.

No entiendo como no se establece en este país un pacto de estado para la educación, con vistas al futuro, donde expertos de varias disciplinas: científicos, escritores, médicos, ingenieros, artistas, etc… elaboren un plan maestro para elevar el nivel de nuestros jóvenes y que los políticos acuerden mantener dicho plan durante el periodo que se requiera (10, 20 o 30 años), evidentemente con revisiones periódicas para adaptarlo al inevitable paso del tiempo.

Recomiendo la lectura del excelente artículo “Educación: una verdad incómoda”, donde se exponen unos datos muy sigificativos, y los comentarios a dicho artículo.

One Reply to “El nivel de la educación en España”

  1. El metódo ese es bueno para no fabricar ciudadanos automatizados. Pero el problema no es sólo de España. Parte de la sociedad capitalista actual. A los crios de ahora los educa la televisión y eso no es bueno.. sólo hay que hacer un poco de zapping para saberlo. Y desde el estado no hacen pasos para favorecer una mejor educación. Entre los intentos de privatización o de no mejora de centros públicos en detrimento de los concertados y las estupidas batallitas políticas que dejan a una lado el interés general para ir a por el día a día de los sondeos electorales…

    Vamos que el que puede un poco más lleva sus crios a un centro privado donde les enseñen a analizar las cosas y no a memorizarlas.