Minipost: viaje en el tiempo

El otro día tuve una conversación (bueno fue ser más oyente que partícipe) con un miembro de la iglesia católica, que podríamos definir como anacrónico.

Durante la conversación salieron expresiones como “esta situación es cosa del diablo”, “esto ha sido obra del maligno”. Pero… ¿en que siglo vive este hombre?

Lo impactante de la situación, al menos para mí, es que dicho miembro, sacerdote para mas señas, es mas joven que yo.

Los comentarios están cerrados.