Interfaz ordenador-persona

Desde la aparición del simil del escritorio, de las ventanas, etc. cuando Xerox lo desarrolló en Palo Alto allá por el año 1980 para su estación Xerox Star, se ha avanzado poco en la interfaz entre los ordenadores y las personas. Si vale, ahora son más colores, más velocidad, 3D, multimedia, etc. Pero el paradigma es el mismo y continúa necesitandose un aprendizaje previo, que muchas veces no es nimio, dependiendo de la tarea a desarrollar.

Hay que reconocer que la aparición de los interfaces gráficos, con el ratón, supuso el inicio de la popularidad del ordenador. Internet fue el elemento que terminó de popularizar el tener un ordenador en casa, ¿o debería decir el eMule, los torrents…? 😉

Cuando una persona ha de utilizar un ordenador, no quiere saber nada de directorios, unidades, controladores, USB, y demás parafernalia técnica que nos inventamos los informáticos. Es como la leyenda (no se si es cierta) que dicen del fabricante de herramientas Black&Decker: “Las personas no quieren taladros quieren agujeros”. Pues con los ordenadores es algo similar: Quieren información, música, peliculas, documentos, quieren enviar correos, mensajes, escribirle a un amigo, a un desconocido, comunicarse. No quieren saber de URLs, ni de servidores, protocolos, puertos, etc. Los ordenadores todavía son demasiado “informáticos”, nos dejamos llevar por lo técnico (yo el primero), damos por supuestos unos conocimientos a los usuarios que en la mayoría de los casos no es así, no analizamos lo suficiente la usabilidad de lo que hacemos, creo que a estas alturas todavía tenemos una asignatura pendiente.

Cuando mi mujer quiere ver un episodio de “El internado”, no quiere saber que ha de entrar en http://www.antena3.es/elinternado, eso a ella le da igual. Ella cuando abre el navegador, que no sabe que es eso, porque yo he renombrado el icono del Firefox como “Internet” directamente se le carga Google.es, allí escribe “El internado” y revisa los resultados en busca de lo que quiere.

Cuando mis hijos quieren jugar un rato en el ordenador, saben que entrando en con su usuario (que he personalizado con una foto de cada uno de nosotros), verán varios iconos en la pantalla (no en el escritorio) que se llaman “MiniJuegos” o “PequeJuegos”

A base de equivocarse, preguntarme, volverse a equivocar, mi mujer ahora es capaz de con el botón derecho seleccionar “Nuevo…” y “Texto de Open Office”, cambiarle el nombre, abrirlo y ponerse a escribir. Pienso que sería mejor un botón en la barra de Windows/Mac/GNome/KDE que se llamara “Nuevo…” que mostrara un diálogo con una serie de iconos de los tipos de documentos a crear (Pero que no se llamara “Imagen de PhotoShop” o “Texto de OpenOffice”, ni “Hoja de Excel”, sino “Imagen/dibujo/fotografia” o “Documento de texto” o “Documento de cálculo”) y preguntara el nombre del documento, que directamente abriera la aplicación y luego el usuario ya decidirá dónde guardarlo, si es que quiere guardarlo. Porque a mi mujer le da exactamente lo mismo OpenOffice, que StarOffice, que Microsoft Office, que …. lo que quiere es escribir una carta a una amiga o una lista de los invitados al cumpleaños de nuestro hijo.

Se que muchos pensarán que para conducir un automóvil, por ejemplo, es necesario un curso, unas prácticas. De acuerdo al 100%, pero para sacarse el permiso de conducción no le enseñan a uno cómo funciona la inyección, qué es un common rail, o si es mejor una suspensión McPherson o un cuadrilatero paralelogramo deformable. Eso queda para quien lo necesite o tenga interés, no para un gran número de conductores.

Se ven avances importantes como Microsoft Surface, y otros muchos más. Ver “The Next Generation in Human Computer Interfaces” en sigularityhub.com. Personalmente me impactó mucho el llamado “sexto sentido

Y lo mismo debemos aplicarnos a la hora de hacer las páginas web. El otro día Jesús Encinar escribió un magnifico artículo explicando el porque a los usuarios deberíamos hacerles utilizar lo mínimo el teclado: “El teclado y el ratón están a kilómetros de distancia

En definitiva, creo que aún hay mucho trabajo para conseguir que los ordenadores, bueno, mejor digo los sistemas operativos, aplicaciones y páginas web, sean más intuitivos.

Los comentarios están cerrados.