Las horas (de un dí­a)

Leyendo «Presión Blogosférica»:http://www.presionblogosferica.com/2007/02/17/spamwars-gestion-del-tiempo-y-autolinks/ sobre la gestión del tiempo, me he quedado pensado en la frase que pone al final (traduzco libremente):

«No digas que no dispones de suficiente tiempo. Tienes exactamente las mismas horas por dí­a que Helen Keller, Pasteur, Miguel íngel, la Madre Teresa, Leonardo da Vinci, Thomas Jefferson y Albert Einstein»

Está claro que en términos absolutos son 24 horas por dí­a, que podemos distribuir como queramos (o nos dejen), pero hay que ser muy disciplinado para sacar el máximo provecho al tiempo.

He intentado varias veces aplicar algún sistema de gestión de tiempo, pero o no son los adecuados para mi o no se aplicarlos correctamente, o un poco de todo. Al final gestiono mi tiempo intentando crear una rutina más o menos flexible, he aprendido priorizar y a decir que *no*.

Ahora básicamente me organizo utilizando la agenda de mi Treo 650 para las citas que he de atender en una fecha y hora concretas, y una aplicación interna de la empresa desde donde gestionamos los proyectos, bueno, igual gestionar es demasiado ambicioso, simplemente anotamos que hay que hacer en cada proyecto y quien ha de hacerlo, es decir una tí­pica lista de tareas.

He visto en varios sitios hablar de las _hojas_ de «David Seah»:http://davidseah.com/archives/category/productivity/thinkingtools/ , pero aún no lo he estudiado a fondo, parece tener muy buena pinta. El principal problema que le veo, es que es en papel y se me hace extraño, ahora lo llevo todo en el PDA y en el ordenador.

¿Cómo os organizáis?

2 Replies to “Las horas (de un dí­a)”

  1. ¡Hola!

    Un placer haber encontrado este blog.

    El tiempo es:

    .el recurso más valioso
    .el peor enemigo del hombre
    .el antagonista invencible de nuestras vidas
    .la menos tangible de las primeras cuatro dimensiones
    .el factor más engañoso en todo proceso de ingenierí­a

    Aún no logro establecer una metodologí­a de trabajo que me permita aprovechar el tiempo como los personajes ilustres citados.

    Reflexionando, creo que la principal ventaja de Leonardo da Vinci es que en su época no habí­a Internet, y las cosas sucedí­an tan lentamente que era más viable andar rápido en un mundo sin prisas.

    Un abrazo temporal.

    Al González. 🙂