Sobre la formación… de los usuarios.

Leyendo el «artí­culo»:http://edans.blogspot.com/2006/06/una-breve-leccion-practica.html de Enrique Dans sobre los nuevos _cacharros_ que han regalado a nuestras señorí­as los srs. diputados, he visto reflejado uno de los problemas habituales que me encuentro prácticamente dí­a a dí­a, la falta de formación de los usuarios de nuestras aplicaciones.

Falta de formación en diversos aspectos:

Primero, y creo que básico, en conceptos de la gestión de un negocio, conceptos como pedidos, albarán, cobros (que no es lo mismo que ventas), pagos (que no es lo mismo que compras), etc. muchos de nuestros clientes no tienen claro que un pedido no _mueve_ el inventario, pero un albarán si, que puedes vender y no cobrar y por eso no aparece en la caja del dí­a… Esto nos han hecho plantearnos el incluir un apartado en el manual del «programa»:http://www.photogestion.net explicando estos conceptos o incluir en el precio del programa un libro que trate el tema.

Segundo, a nivel informática básica, aunque no es imprescindible para utilizar una aplicación, si lo es cuando surgen problemas y el departamento de soporte ha de lidiar para conseguir que se ejecuten operaciones sencillas en el sistema operativo. Para esto hay solución, *software de control remoto*, alabado sea.

Y tercero, formación de la propia aplicación, este punto creo que es el más importante, puesto que si no se conoce profundamente una aplicación difí­cilmente se le puede sacar todo el provecho y, además, se puede llevar la _ilusión_ de que el programa hace menos de lo que realmente puede hacer, simplemente porque el usuario no sabe como se hace, o ni siquiera sabe que eso se puede hacer.

Formar a los clientes es básico para que puedan sacar provecho del producto y que tengan una percepción positiva del mismo. Claro, que otro tema es el coste de esa formación, en muchas ocasiones he visto que se incluye en el precio del producto, es decir, si el programa vale X y la formación vale F, el precio es X+F, pero sin decirlo al cliente. En otros proveedores he visto que _obligan_ al usuario a quedarse el servicio de formación, es decir, no realizan la venta si no se incluye formación. Y otros, como nosotros, dejamos que sea el usuario el que decida, si quiere formación, la paga y la tiene, o si prefiere ser autodidacta, hay de todo.