Ciberdelincuencia: robo de un dominio

Esto de la globalización, de Internet, de que La Tierra es plana, tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Igual que puedes encontrar ayuda de una persona que vive en Australia o puedes encargar un trabajo a una de Argentina, también los delincuentes tienen sus ventajas, aprovechándose de lo difí­cil que es hacer trabajar a la justicia en determinados paí­ses y que muchas veces el coste es tan elevado que los ciudadanos de a pie no podemos hacer frente, se quedan impunes muchas acciones.

El caso es que a Pere Tufet le han robado un dominio que tení­a registrado para mucho tiempo, según el mismo cuenta lo renovó para 9 años (el máximo permitido) para no tener que preocuparse. Seguro que muchos conoceréis el dominio: tonterias.com

Pues resulta que aprovechándose de un fallo en el GMail un hacker le instaló un filtro que hací­a que todo el correo se reenviara a otra cuenta, con lo que el hacker pudo solicitar el traslado del dominio, recibiendo toda la información, aceptando todas las solicitudes de autorización.

Lo cuenta Pere en su blog

Al menos que esto sirva para advertir a los navegantes. Revisad los filtros y redirecciones de vuestras cuentas de GMail.

One Reply to “Ciberdelincuencia: robo de un dominio”

  1. Lo que a mi más me sorprende, es la poca eficiencia e interés que usan las empresas del sector de hosting/dominios para solucionar este tipo de problemas. De todos modos ellos cobran igual, por lo que… “para que meterse en una posible denuncia o sanción si ellos lo han hecho todo correcto”. El problema de base muestra la incapacidad de nuestros (hablo a nivel mundial) polí­ticos en solventar problemas actuales. Recuerdo hace poco cuando después de 4 dias de juicio sobre la propiedad de un gran dominio, el juez del caso instó a que se le explicara exáctamente que era aquello de “una página Web”.

    En España salí­o un estudio donde mostró que el 60% de los integrantes del concreso no habian ni terminado el BUP. Y esa es una de las razones por las que el carro va muy por delante de los bueyes.

    Besicos.